Estancias pequeñas y vibrantes.

 Un espacio refleja nuestra personalidad, los elementos que nos agradan los adecuamos a nuestras necesidades y así es como creamos armonía en nuestro espacio personal.

Los espacios con los materiales adecuados nos van a permitir disfrutar nuestras actividades de una forma funcional y práctica.

El color es algo innato en nuestro entorno, tenemos el privilegio de percibirlo y es así como genera en nosotros diferentes sensaciones que inciden en nuestro estado de ánimo.

El color y la iluminación hacen especial a un ambiente, agudizan ciertos sentidos en el ser humano. Cada uno de estos elementos tiene detalles que al apreciarlos de forma conjunta, hacen la diferencia y nos hacen apreciar cada lugar de una manera única.

Tendemos a generar diversas percepciones en los espacios, cada uno de nosotros le damos un significado y sensación única a cada color; sin embargo, la percepción del color se ve afectada por factores culturales al momento de elegir un material para darle vida a un ambiente.

 

Colores Primarios

• Rojo: es el color de la vitalidad, el color de la sangre y el fuego, representa impulsos. Al diseñar espacios interiores debemos tener cuidado con el uso y la proporción de los colores primarios, este color es recomendado usarse en áreas de trabajo, por ejemplo; la cocina.