Estancias pequeñas y vibrantes.

 Un espacio refleja nuestra personalidad, los elementos que nos agradan los adecuamos a nuestras necesidades y así es como creamos armonía en nuestro espacio personal.

Los espacios con los materiales adecuados nos van a permitir disfrutar nuestras actividades de una forma funcional y práctica.

Se busca obtener áreas fluidas y luminosas, por ejemplo; la cocina, la estancia, el articular las áreas comunes tiene muchas ventajas como combinar sus usos más allá de lo habitual.

Colocar materiales tipo madera en posición horizontal dentro de la misma gama de color  del entorno, visualmente ayudará a ampliar el espacio, lo mismo sucede con la disposición del piso en la sala, ya que las líneas nos dibujan un recorrido visual que nos llevan al fondo de la habitación con el mismo efecto de amplitud.

Color de Piso 

Al elegir un tono de piso para las áreas comunes es recomendable escoger uno que sea similar al de las paredes, o dentro de la gama de los colores neutro, esto nos ayudará a tener más reflexión de luz.

En interior para dar toques decorativos y espacios armoniosos el uso de texturas y patrones se sugieren las variantes de colores claros y sutiles, en exterior elegir texturas que le den énfasis a los elementos naturales.